Usando la foto del ser amado: Amarres de amor

En esta oportunidad quiero presentarte los amarres de amor. Fabulosas practicas usadas desde muchos años atrás, los maestros expertos en ocultismo lo ofrecemos a nuestros clientes con el fin de brindarles una solución a su vida amorosa. Estoy seguro que te encuentras en una situación penosa con tu pareja, el divorcio, la separación los está rondando. Esta situación te mantiene angustiada (o) todo el tiempo impidiéndote continuar con tu vida de manera natural. En este artículo tienes la oportunidad de conocer la opción mágica que cambiará tu vida. Si eres del grupo de personas que aún desconocen sobre este tema y tiene muchas dudas al respecto. Entonces lo siguiente será de tu interés.

¿Funcionan los amarres de amor?

Esta es una de las primeras preguntas que se realizan las personas que no conocen sobre este tema mágico. Mis conocimientos espirituales me han dado el poder de garantizar los resultados de cada uno de mis trabajos mágicos. Siempre recomiendo a mis clientes y a las personas que por primera vez están rodeándose de estas alternativas amorosas, mantener la confianza en la persona que realiza el ritual en este caso yo, y también en los resultados.

¿Qué se necesita para realizar amarres de amor?

En el mundo de la magia se hacen uso de muchos elementos, entre ellos están los siguientes; Fotos, velas, incienso, pétalos de rosas, claveles, cabello, uñas, entre otros materiales esotéricos.

Ahora te proporcionare un amarre muy usado por los enamorados y usando como principal elemento la fotografía.

Amarre de amor con foto para aumentar la atracción  

Materiales: Una foto de tu ser amado, un perfume dulce y una vela.

Proceso: Primero vas a encender la vela, luego en una superficie plana colocarás la foto y echarás tres gotas de tu perfume. Dejarás toda la noche la fotografía en ese espacio, al día siguiente te rosearas tres gotas del perfume e igual a la foto de tu ser amado.

Ahora quiero invitarte a ponerte en contacto conmigo. Soy maestro experto en amarres de amor. He dedicado más de 20 años al mundo esotérico.